Salud

Cómo evitar los golpes de calor en verano

Niña bebiendo agua

Con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas, el riesgo de sufrir un golpe de calor se hace más presente, sobre todo en niños pequeños, ancianos y personas enfermas que se encuentran mucho más débiles. Para que el organismo no sufra terribles daños ocasionados por el calor, aprende a evitar los golpes de calor en verano.

Se denomina golpe de calor a una situación de riesgo que se presenta en el organismo por sobrecalentamiento en ambientes demasiado calurosos, o por la exposición prolongada al sol directo. Se presenta con síntomas como dolor de cabeza, estado de confusión, piel muy caliente y enrojecida, pulso irregular, con posible pérdida del conocimiento, y temperatura corporal que puede superar los 40ºC, llegando a un estado de máximo peligro.

En niños, ancianos y personas enfermas puede ser mucho más frecuente, ya que el organismo es más débil y no es capaz de responder adecuadamente ante esta situación de calor excesivo.

Para evitar que se produzca un golpe de calor es necesario seguir unas pautas:

- no exponerse al sol directo o a un calor excesivo, sobre todo niños pequeños y persona más débiles

evitar salir de casa cuando las temperaturas sean demasiado elevadas, o en las horas de más calor del día (de 12 del medio día a 5 de la tarde)

cubrirse bien la cabeza para protegerla frente a los rayos del sol

llevar ropa ligera y que pueda transpirar

hidratarse bien, tomando suficiente agua, zumos, leche, y todo tipo de líquidos -recuerda que la sensación de sed puede aparecer tarde, cuando la deshidratación del organismo es demasiado elevada, por lo que hay que hidratarse constantemente para evitar llegar a este estado-

evitar las comidas pesadas y de difícil digestión

En el caso de que se produzca un golpe de calor, es necesario llevar a la persona afectada a la sombra, mantenerla tumbada con las piernas en alto, y refrescar el rostro y el cuerpo con agua fresca. Si no consigue recuperar el conocimiento, llevarla al centro médico más cercano puede ser la solución para evitar daños peores.

Este verano disfruta del buen tiempo, pero protégete del sol y protege a los tuyos en todo momento.