Belleza

Cómo cuidar la piel en invierno

Stylish woman in winter ear muffs

Llega el frío y, con él, diversos efectos no deseados en nuestra piel que es necesario prevenir para poder presumir de un cutis perfecto.

Para empezar, es importante destacar que, durante el invierno, los diversos cambios de temperatura a los que sometemos a nuestra piel la desgastan muchísimo. Y es que salir a la calle con el frío invernal, entrar en un lugar donde la calefacción está especialmente alta y volver a salir al exterior son acciones que, aunque necesarias, no le hacen ningún bien a nuestro rostro, ya que los cambios bruscos de temperatura provocan que la piel pierda elasticidad.

De este modo, para conseguir que su aspecto y textura sean idóneos, hidrátala al máximo utilizando las cremas adecuadas para tu tipo de dermis y bebe, al menos, dos litros de agua al día para hidratarte tanto por dentro como por fuera.

Sin embargo, el hecho de que en invierno las temperaturas sean especialmente bajas y la mayoría de los días las nubes invadan el cielo, no significa que no haya que proteger la piel de los rayos solares, algo totalmente necesario durante todo el año. ¡No lo olvides!

Asimismo, una zona del rostro que también sufre mucho durante los meses más fríos del año son los labios, que suelen agrietarse a causa del viento helado que recorre las calles. Para tenerlos en perfecto estado, recuerda llevar siempre en el bolso un protector labial intensivo que puedas aplicarte varias veces al día para mantener tus labios hidratados y libres de grietas, cortes y pielecitas muertas.