Belleza

Cómo combatir la papada

Las mujeres pasamos más tiempo frente al espejo que la gran mayoría de los hombres, eso es un hecho desde nuestra más tierna juventud, y entre los fantasmas que buscamos ahuyentar al hacerlo, está el de la temida papada. La papada es el nombre vulgar que recibe la acumulación de grasa debajo de la mandíbula, acentuada por la pérdida de fortaleza de los músculos de esa zona.

Veamos una serie de consejos para evitarla y combatirla:

- Hidratación: para esto no hay edad, es un error pensar que tu cuerpo necesita ser hidratado después de los 40, en realidad deberías tener la costumbre de hacerlo a diario con alguna crema hidratante y nutritiva que contenga retinol o vitamina C.

- Cirugía estética: en algunos casos se puede recurrir a un lifting; aunque para aquellos casos más extremos en realidad son tres las operaciones que hay que realizar: liposucción, platismoplastia y lifting.

- Alimentación: excluye de tu dieta las grasas saturadas y los azúcares refinados, bebe dos litros de agua por día, come diariamente frutas y verduras frescas, reduce la sal y los alimentos ricos en sodio.

– Ejercicios:
sí, el cuello también necesita ejercitación porque justamente la pérdida de tensión de sus músculos es una de las causantes de la papada, por eso debes realizar a diario una serie de ejercicios muy simples como estos: hacer una O exagerada con la boca, hacer una sonrisa invertida tensando los músculos del cuello y decir las vocales abriendo la boca lo más que puedas. Haz cada uno de estos ejercicios 10 veces por día y luego masajea la zona con aceite de jojoba o pantenol.

Fuente e imagen: mujerjoven