Trucos y Manualidades

Cómo aplicar el autobronceador en rostro y cuerpo

Mujer con piel bronceada

En verano nos gusta lucir una piel más bonita y bronceada, pero si aún no has tenido la oportunidad de tomar el sol para que tu piel vaya tomando un poco de color, no te preocupes, porque tienes la posibilidad de conseguir una piel bronceada con la ayuda de los cosméticos autobronceadores. Aprende cómo aplicar el autobronceador en rostro y cuerpo, y empieza a lucir una preciosa piel incluso antes de que lleguen tus vacaciones.

Los autobronceadores son productos que al aplicarlos sobre la piel, actúan sobre las células activando la producción de melanina, y consiguiendo un tono más bronceado. Se presentan en crema o en toallitas impregnadas en esta crema, en formato mouse o spray, para una aplicación más sencilla. El tono bronceado aparece unas horas después de la aplicación, y puede durar incluso más de una semana.

Para poder aplicarlos, nuestra piel debe estar completamente limpia, así que el primer paso siempre será limpiar bien la piel, y eliminar las células muertas con una buena exfoliación. Secamos bien, y comenzamos a aplicar el producto.

Comenzamos a aplicar el autobronceador desde nuestro pies y subiendo por nuestro cuerpo. Extendemos bien el producto hasta que se absorba por completo, sin dejar ninguna zona sin cubrir, para evitar que queden cortes.

La piel de rodillas y codos es más seca, y tiende a absorber más cantidad de crema, por lo que pueden quedar mucho más oscuras con el autobronceador. Presta atención para no dar más producto del adecuado en esta zona.

También podemos aplicarlo en el rostro siguiendo la misma técnica, sin olvidarnos de ninguna parte para conseguir un bronceado uniforme. Ten cuidado de no aplicar demasiado producto en las cejas, dónde puede acumularse sin que te des cuenta, y dar un color más oscuro. Tampoco te olvides de aplicar en el cuello, nuca y en el pecho, con el fin de evitar los cortes de color en la piel.

Date el bronceador por todo el cuerpo de una vez, sin esperar demasiado tiempo entre una y otra parte de tu cuerpo y rostro. Una vez que termines, lávate bien las manos, eliminando todo resto de uñas y nudillos para evitar que se te pongan las manos excesivamente marrones.

Como último paso, tan sólo tendrás que esperar 5 minutos antes de poder vestirte, para que el autobronceador se absorba bien, y no manchemos nuestra ropa.