Salud

Cómo aliviar los sofocos de la menopausia en verano

Mujer madura

Con la llegada de la menopausia, las mujeres sufrimos cambios en nuestro cuerpo a los que no estábamos acostumbradas, y en la mayoría de los casos no sabemos cómo paliarlos. En verano sobre todo, con el calor, aumenta el riesgo de aparición de sofocos y golpes de calor. Si quieres saber cómo aliviar los sofocos de la menopausia en verano para llevarlos de la mejor forma, existen remedios caseros que puedes llevar a cabo tú misma.

Cuando aparecen sofocos en la mujer, se siente acalorada, sobre todo en cara y cuello, y pueden darse mareos y desmayos en los casos más extremos. Van acompañados de sudoración, aumento de la palpitaciones, dolor de cabeza, nauseas… Solucionar este problema cuando aparece es posible, si sabemos cómo actuar en el momento preciso.

El estrés excesivo puede propiciar la aparición de los sofocos, por lo que la primera medida preventiva será evitar el extrés. Practicar yoga, meditación, ejercicios de respiración, masajes… Puede ser una excelente opción para disminuir el nivel de estrés y evitar los sofocos.

También la práctica de ejercicio adaptado a las posibilidades de cada mujer según su capacidad física. El ejercicio físico es importante en la menopausia para fijar el calcio en los huesos y prevenir la osteoporosis.

Cuando notes que empiezan a aparecer los sofocos, es el momento de empezar a refrescarse y evitar que empeore. Evita ponerte al sol directo, y rocíate la piel con agua fresca -nunca fría o helada- al mismo tiempo que vas quitando capas de ropa para permitir que pase más el aire. Si es posible y estás en casa, date una ducha con agua templada, para eliminar el calor excesivo de tu cuerpo.

Al terminar, tómate una bebida fresca, y relájate mientras disfruta de un momento de tranquilidad. Espera a que se te pase por completo el sofoco antes de volver a tus tareas cotidianas. Cuando se trata de cuidar tu salud, no hay prisas.