Tendencias

Comer clandestinamente en Barcelona: Don´t tell

comer-clandestinamente-en-barcelona-donat-tell

Simplemente brillante. Nada me seduce más que esta idea. Lo clandestino atrapa, así sin más. Y no estoy haciendo apología de la infidelidad, no mal interpretéis. Las cosas son más simples, el concepto es comer en un restaurante que no lo parece, porque se encuentra en la trastienda de otra tienda, valga la redundancia. Digamos que es una idea muy cool, y vale.

En este caso, tras la Tintorería Dontell, está el restaurante Don`t tell. Y si siempre os digo que adoro los nombres ingeniosos, en este caso ganan el premio.

Y la decoración acompaña la idea de maravilla. Los colores elegidos son el morado y el plateado, con unos toques de blanco. La iluminación es bien tenue, armonizando perfectamente con la idea de intimidad.

Un aspecto que siempre me gusta es que la cocina está a la vista. Justamente vemos lo que necesitamos ver. En cuanto a la propuesta es buena, la ejecución de la misma y el servicio también.

El precio es de unos 40 euros por persona, pero los vale para una cena muy romántica.

Imagen: rentahotel.es

  • Xavier

    Me ha encantado ver este blog!!!!!! La verdad es que ha descrito perfectamente el restaurante! Fuí hace una semana y me encantó! Fuimos 4 personas (mi novio, mi mejor amiga y su pareja), esperábamos con curiosidad ver esa “tintoreria” que tanto hablaba la gente.. y todo genial! (sobretodo los postreeees!!!!!)
    Un besito a todos

  • cristina

    yo he estado en la ” tintoreria” y creo que puedo opinar. Estaba pasando el rato y queria ver si habian comentarios sobre este restaurante y me sorprende que mucha gente no sepa que ya habian otros restaurantes de este estilo y con mucho mas estilo. Por ejemplo el speak easy y luego de otros que son realmente clandestinos. No como este que realmente me fui super decepcionada.

    no vale la pena perder el tiempo en ir alli
    un abrazo a todos

  • maria

    Yo estuve comiendo en la “Tintorería” el 7 de este mes y me sorprendieron muchas cosas, empezando por el misterio que esconde el ubicar un restaurante en la trastienda de una tintorería y terminando por losmaravillosos postres que nos recomendaron. El local es precioso, tiene mucho estilo y la calidad de los productos es superior. Sale por unos 40 € por pax. con vino incluido (siempre que no te subas a la parra con los caldos…). Volveré cuando vaya a Barcelona, espero que sea pronto. Para los compañeros de mesa muchos besos (Pichi, seti, toti y vito)

  • Samuel

    hace tiempo que conozco este restaurante y bastante bien!!! La verdad es que no es para recomendar, lo único bueno son los postres!! El resto y el concepto de clandestinidad es una payasada, una excusa buenisima para tomarte el pelo y subir precios! Parece mentira que pueda haber gente que aprecie mas la chorrada de ” clandestinidad” si se le puede llamar asi, cuando esta anunciado en facebook y en mil sitios a la relacion calidad- precio de la comida!!

    un abrazo

  • CrisVi

    Fuimos este pasado sábado para celebrar el cumple de una amiga.La clandestinidad nos la ofrecieron guardándonos el secreto hasta último momento de la reserva a nuestra homenajeada, siguiéndonos la conversación al entrar con ella a la “tintorería” para recoger una pieza limpia…

    Nos subió 35€ tal como esperábamos y cenamos bien, pudiendo elegir raciones enteras o medias, según el hambre del consumidor.Recomendable el magret de pato, las milhojas…

    Recomendable para grupo de amigos/as, no para parejas, falta intimidad.

  • Emilio Piqué

    Nada del otro mundo, caro y cutre. El rollo clandestino se pierde a los 5 segundos, y luego no queda nada de nada, bueno si, un mal servicio y un restaurante caro de comida vulgar.

  • Cristina

    ¡A mi me encanta!