Relaciones

Comenzar a convivir con tu pareja

Joven pareja en la cocina

La convivencia pueda reforzar los sentimientos de amor entre dos personas, o puede romperla por completo al comenzar a descubrir aspectos de la otra persona que se desconocían hasta el momento. Comenzar a convivir con tu pareja puede ser duro al principio, pero si sabes cómo sobrellevarlo, una vez superada la primera etapa, nada podrá con vuestro amor, y podréis conseguir algo grande que dure para siempre.

La convivencia en pareja es un paso muy importante que no hay que tomarse a la ligera. Antes de tomar esta decisión, habla con tu chico y averiguad si de verdad estáis preparados para dar un paso tan importante, y si realmente os veis juntos en un futuro.

Estás con tu chico porque le quieres y le aceptas tal y como es, así que no creas que una vez que viváis juntos podrás cambiar cualquier aspecto de él que no te guste. No puedes cambiar a una persona, ni nadie puede intentar hacerte cambiar a ti; es un concepto que debéis tener claro antes de vivir en pareja.

La mejor opción para probar vuestra convivencia es hacerlo durante periodos pequeños antes de iros a vivir juntos de forma definitiva. Probad a vivir una semana de vacaciones, o a pasar unos días tú en su casa o tu pareja en la tuya. Puede que esta sea la primera prueba de fuego en la que os deis cuenta de que podría no funcionar como pensabais.

De todas formas, la primera etapa de la convivencia no es siempre un camino de rosas, es necesario adaptarse y aprender a aceptar a la otra persona tal y como es. Si pones todo tu empeño, aunque sea complicado al principio, puedes llegar a conseguir el equilibrio a través del diálogo con tu pareja.

Coméntale en todo momento cualquier cosa que te moleste, sé sincera, pero de forma amable. También es importante ocuparse de repartir las tareas del hogar entre ambos, llegar a un acuerdo para que os sintáis cómodos y ninguno sea menospreciado. Cuando sea necesario, es importante que también os deis espacio entre vosotros, que cada uno tenga un lugar especial en la casa donde desconectar, y debéis respetar esa necesidad de intimidad en todo momento.

Nadie dice que comenzar a vivir con tu pareja sea fácil, pero si trabajáis para conseguir, podrás conseguir una persona con la que sentirte cómoda y a la que dediques todo tu amor y cariño para siempre.