Salud

Combatiendo la halitosis

Hace mucho tiempo leí un cuento breve, con un toque humorístico, en el que se narraba el final de la conocida historia de la Bella Durmiente, con la variante de que luego del beso que la sacó de su sueño de muchos años el príncipe descubre que su amada sufría una insoportable halitosis. Más allá de la creatividad y el chiste, lo cierto es que no son pocas las mujeres que se desvelan por este mal.

La halitosis no es más que el nombre científico del comúnmente llamado “mal aliento”. Este problema tiene un origen principalmente bacteriano, aunque no deja de ser también un síntoma de otras enfermedades de naturaleza hepática, o diabetes, insuficiencia renal, entre otras.

Para combatir la halitosis lo principal es mantener una adecuada y completa higiene bucal; como así también reducir las proteínas en la dieta diaria y el consumo de alcohol y tabaco.

Una de las soluciones más sencillas, además de la higiene y de algunos remedios que la alivien, está el consumo de agua. El beber agua en forma abundante nos ayuda a la secreción de saliva y esta favorece notablemente la disminución de la halitosis.

Fuente e imagen: mujer