Emprendedoras

Cómo influyen los colores en tu empresa

colores

Los colores influyen en el estado de ánimo y en la energía, ello es cierto y, como no podía ser de otra forma, también en el puesto de trabajo hay determinados colores que son más positivos que otros. ¿El motivo? El estado de ánimo.

Cuando el ánimo es positivo, activo y enérgico, el trabajo se desarrolla mejor y de forma más productiva y beneficiosa para la empresa; por el contrario, cuando el estado de ánimo es bajo, negativo o, incluso depresivo, es más complicado desarrollar un trabajo de forma constante y con buenos resultados.

La elección de colores puede ser determinante en el desarrollo del trabajo, de hecho, son muchos los estudios que afirman que el color de la oficina determinará el nivel de éxito de una empresa, así como el nivel de satisfacción de los trabajadores con su empleo.

Buenas ideas para decorar el despacho

Los colores frescos y naturales inspiran la creatividad y ayudan a centrarse y a concentrarse, contar con ellos en el puesto de trabajo es una buena idea para mejorar la productividad.

Una buena combinación de colores es la que cuenta con azul o verde claro, tonos de madera natural y algo de blanco, de esta forma, se potencia una mente  fresca, gracias al azul o al verde, junto con la capacidad creativa e imaginativa, del blanco, al tiempo que se produce un efecto de estabilidad, por el efecto de la madera.

Colores cálidos como el naranja o el rojo, tienden ha acentuar la frustración y la sensación de agobio dentro del trabajo, por lo tanto, es mejor evitarlos, sobre todo, en grandes superficies, sin embargo, el amarillo en pequeñas cantidades, como puede ser, en un cuadro inspira a la imaginación y a la inteligencia.

Los efectos del humor en el trabajo

El efecto del humor en el trabajo ha sido durante décadas discutido, pero hoy se sabe que tener un ánimo positivo influye de forma positiva en el desempeño de tareas, mientras que los estados depresivos o de estrés pueden ser contraproductivos con el trabajo.