Belleza

Caracoles vivos en la cara, lo último en belleza

Colocar caracoles vivos en la cara, lo último en belleza

Seguro que conoces la baba de caracol, una sustancia que ayuda a cicatrizar heridas, a eliminar el acné y a obtener un cutis terso y suave. Pues bien, los japoneses han ido más allá y se han animado a utilizar caracoles vivos en sus tratamientos de belleza.

No sé a ti, pero a mí cada vez me sorprende más lo que son capaces de inventar los expertos en estética para atraer clientes.

No obstante, esta técnica es, aunque algo asquerosilla, menos desagradable que otros tratamientos de belleza, como puede ser la utilización del veneno de serpiente para combatir las arrugas o el hecho de inyectar sangre en la piel para rejuvenecer el rostro, entre otras muchas técnicas que son empleadas, principalmente, por las celebrities más “divinas”.

Sin embargo, lo más sorprendente de esta nueva forma de entender la belleza que ha sido puesta en práctica en una clínica de Tokio no es el sistema que se utiliza para cuidar la piel, sino el precio de este novedoso tratamiento, el cual ronda los 200 euros por una sesión de una hora. A mí me parece excesivo, ¿qué opinas tú?

¿Qué hacen los caracoles vivos?

Para realizar este tratamiento de belleza al que pueden someterse tanto ellas como ellos, los japoneses de esta revolucionaria clínica colocan un total de cinco caracoles vivos sobre el rostro de la persona. Y es que las babas de estos pequeños insectos poseen propiedades anti-age que previenen el envejecimiento de la piel, eliminan las células muertas, le aportan antioxidantes y ácido hialurónico al rostro y lo dejan tremendamente suave y liso.

¿Te encantaría probar este tratamiento a base de caracoles vivos? En ese caso, siempre puedes viajar a Japón o esperar un tiempo hasta que llegue a España. Eso sí, sea cual sea tu decisión lo que está claro es que tendrás que ahorrar una buena cantidad de dinero si deseas beneficiarte de las bondades de las babas de los caracoles vivos.