Trucos y Manualidades

Claves para potenciar el optimismo

Claves para potenciar el optimismo

Que el optimismo forme parte de nuestra vida es fundamental para ser felices, cumplir todas nuestras metas y gozar de una existencia plena llena de risas y buenos momentos.

Sin embargo, son muchas las ocasiones en las que ciertas circunstancias impiden que podamos ser todo lo optimistas que nos gustaría, ya que el hecho de temer por nuestra estabilidad laboral, de ir estresadas a diario o de no disponer de demasiado tiempo libre para dedicarnos unos instantes a nosotras mismas pueden provocar que el pesimismo se instala en nuestro mundo.

Aunque, por suerte, todo tiene solución y potenciar el optimismo puede ser muy sencillo si dedicamos unos pocos minutos al día a poner en práctica estos consejos. ¡Yo ya los estoy utilizando y te puedo asegurar que funcionan!

Organízate

Aunque parezca mentira, organizar tus tareas antes de empezar el día te ayudará a potenciar el optimismo. ¿El motivo? Que, al tener claro todo lo que debes hacer, el tiempo te cundirá muchísimo, tendrás el trabajo listo en menos horas de las que esperabas, dispondrás de más tiempo libre para llevar a cabo otras acciones y te darás cuenta de que eres capaz de conseguir todo lo que te propongas, lo que te motivará para poner en marcha otras metas y objetivos. ¡No hay nada como una buena planificación!

Rodéate de personas positivas

Cuando nos rodeamos de personas pesimistas, por regla general acabamos, al igual que ellas, viendo solo el lado malo de las cosas. Es por ello que, para potenciar el optimismo, será fundamental que te juntes con personas alegres que te contagien toda su felicidad y que, si tus amigas y amigos tienden a quejarse continuamente, hagas todo lo posible por salir de esa dinámica e invitarles a cambiar el chip, resaltar las cosas buenas de la vida, hallar esperanza y dejar a un lado los malos momentos.

Recuerda las cosas buenas

Tras haber organizado tu día a las mil maravillas y de haber pasado un rato estupendo con las personas a las que más quieres, no te olvides, antes de meterte en la cama, de apuntar cinco cosas buenas que te hayan ocurrido a lo largo del día. Es posible que, al principio, te cueste rellenar la lista con un total de cinco elementos, pero, poco a poco, esta tarea será cada vez más sencilla y recordar todas las cosas buenas se convertirá en una práctica que te ayudará a potenciar el optimismo al máximo debido a que, cuando tenemos en cuenta los instantes más felices, ahuyentar el mal rollo y la ansiedad se transforma en un camino de rosas. ¡Pruébalo y verás cómo funciona!