Belleza

Claves para cuidar una piel grasa

Las pieles grasas se caracterizan por tener un exceso de lípidos que hacen que aparezcan brillos, granos y puntos negros. No obstante, este tipo de piel también puede ser muy bella si se cuida adecuadamente y se utilizan los productos apropiados.

Para empezar, es de vital importancia que, cuando vayas a comprar cremas y cosméticos para tu tipo de piel, elijas aquellos específicos para pieles grasas, los cuales suelen ser oil free, es decir, libres de aceites para hacer que tu piel no se vuelva aún más grasa.

Asimismo, los productos que contienen ingredientes extraídos de las frutas también son perfectos para esta clase de pieles, ya que ayudan a regular el exceso de sebo.

Sin embargo, a diferencia de lo que muchas mujeres piensan, tener la piel grasa no significa que no haya que hidratarla, ya que este tipo de cutis también necesita una buena dosis de hidratación. Para ello, elige cremas diseñadas especialmente para pieles grasas y huye de las sustancias demasiado densas, ya que estas solo provocarán que aparezcan más granos e imperfecciones en tu rostro.

Por otro lado, otro aspecto importante es que evites el sol, ya que, aunque durante las primeras exposiciones parece que los granitos se secan, tras varios días se produce un efecto rebote que provoca que el acné vuelva con más fuerza.

Finalmente, es importante que exfolies tu piel una vez a la semana para eliminar las células muertas y las impurezas, así como acudir a un centro de estética donde te realicen una limpieza de cutis antes y después del verano. ¡Y recuerda! Nunca extraigas los granos y los puntos negros, ya que con ellos solo conseguirás que tu piel se llene de marcas.