Salud

Cirugía ambulatoria: mucho más sencilla y segura

Mesa de operaciones

Gracias a los últimos avances científicos y médicos, las intervenciones quirúrgicas son mucho más sencillas, rápida, seguras, y producen un menor daño en el organismo de la persona que ha sido intervenida. La cirugía ambulatoria nos permite irnos a casa en pocas horas tras salir del quirófano, y además tiene otras muchas ventajas.

La finalidad de la cirugía ambulatoria es causar el mínimo traumatismo en el paciente intervenido, en comparación a la cirugía convencional, utilizando técnicas mucho más sencillas y menos abrasivas para el cuerpo, de forma que el paciente puede volver a casa después de un tiempo de recuperación muy corto.

Las intervenciones quirúrgicas que se realizan a través de la cirugía ambulatoria emplean anestesia local o sedación, con las cuales el paciente se recupera rápidamente, y puede incorporarse en poco tiempo a sus tareas diarias.

La gran diferencia que presenta este tipo de cirugía en comparación a la cirugía tradicional, es principalmente el tiempo de hospitalización que precisa el paciente. Hace algunos años, los pacientes precisaban de un tiempo de recuperación en el hospital mucho más prolongado, ya que las intervenciones eran mucho más agresivas, y precisaban de un control médico post-operatorio más preciso.

Con la cirugía ambulatoria en cambio, el paciente puede guardar el tiempo del post-operatorio en su propia casa, y acudir a su centro médico cercano en caso necesario, sin riesgo de que ocurra ninguna complicación tras la sencilla operación de la que haya sido intervenido. Los pacientes ganan en seguridad y en tranquilidad.

La Unidad de Cirugía Ambulatoria de IVI te ofrece todas estas ventajas, ya que las técnicas empleadas por sus cirujanos son las más avanzadas, sencillas y seguras para sus pacientes.

Ponte en mano de los mejores profesionales para solucionar los problemas médicos de toda la familia. La Unidad de Cirugía Ambulatoria de IVI tiene capacidad de tratamiento tanto para problemas ginecológicos, como miomas uterinos, quistes ováricos, endometriosis, ligaruda tubárica o problemas de suelo pélvico, así como problemas de urología, ya sea biopsia de testículo, vasectomía, varicocele, hidrocele, y otras muchas intervenciones.

Confía sólo en los mejores médicos, y recupérate cómodamente en casa y en muy poco tiempo gracias a la cirugía ambulatoria.