Belleza

Celulitis, tratamientos, preparados tópicos

En la primera instancia del tratamiento, se deberá tratar de corregir ciertos factores agravantes o desencadenantes del proceso. Por ejemplo se recomienda erradicar el sedentarismo, comenzando con cualquier actividad física que te guste.

Un excelente aliado para encaminar este proceso es: la natación, las caminatas, el atletismo. Se debe evitar: el alcohol, las ropas ajustadas, la toma de anticonceptivos y el tabaquismo.

Además beber abundante líquido, llevar una dieta de tipo vegetariana, la utilización de baños saunas periódicamente, colaborarán indudablemente con la eliminación de toxinas de nuestro organismo.

Preparados tópicos

En función del estadio en que se encuentra el proceso, los preparados tópicos podrán tener éxito o no, en el tratamiento. Mayor será el éxito, cuanto más temprano sea el abordaje del problema, con los productos de uso local.

Los preparados tópicos tienen como objetivo:

  • reactivar la circulación,
  • aumentar la elasticidad, 
  • disminuir el contorno de las zonas afectadas.

Es imprescindible preparar previamente la piel antes de la aplicación de los productos. Masajes suaves con geles exfoliantes o con guantes de crin, ayuda a eliminar las células muertas que quedan adheridas a la piel, y  mejoran el aspecto, además de activar la microcirculación, evitando los edemas y favoreciendo el intercambio celular.

La aplicación del producto tópico se debe realizar sobre la piel seca después de efectuar la exfoliación y tras una ducha diaria, ya que así se logrará una mayor apertura de los poros de la piel, haciéndolos más receptivos para la absorción de los principios activos que se aplicarán.

No te pierdas la próxima entrega con más información interesante