Relaciones

Cambio de vida

Llega el día en que tu chico te propone matrimonio y comienzan toda clase de dudas sobre tu futuro.
Te preguntas qué va a pasar con las comodidades de vivir en casa de mamá y si en realidad vivimos en el siglo XXI.

A veces parece que seguimos en los años cuarenta.
De repente te conviertes en tu madre, llevando la responsabilidad de la casa y además el estrés del trabajo; sí, trabajamos en casa y fuera.

Aunque te parezca la mejor opción de futuro, piénsalo antes de contestar, muchas parejas bien avenidas, se divorcian al poco tiempo de casarse por la falta de comunicación y la rutina inesperada.

Si la casa te agobia y te lo puedes permitir, para no discutir con tu pareja contrata a una señora por horas que haga las labores del hogar que más tiempo te quitan, como planchar. Verás que cómo agradeces que alguien lo haga por ti y disfrutarás de mayor tiempo con tu pareja.