BellezaSalud

De agua somos

El agua es el principal componente del cuerpo humano. Está presente entorno al 75%  de agua al nacer y cerca del 60 % en la edad adulta. Aproximadamente el 60% de este agua se encuentra en el interior de las células y el resto es la que circula por la sangre y baña los tejidos.

El agua es tan importante como imprescindible para nuestro organismo, y sostener los niveles correctos no sólo es una cuestión de estética, de tendencias o de moda: es cuestión de salud. Por ello es importante recuperar las pérdidas naturales que se producen por orinar, las heces, o el sudor de la piel y la recomendación es que debemos beber abundante agua y también ingerir alimentos que la contienen.

Para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, es importante consumir una cantidad suficiente de agua a diario, pero además, lo es para un correcto funcionamiento de los procesos de asimilación y sobre todo para los de eliminación de residuos del metabolismo celular.

El agua en nuestro cuerpo nos ayuda:

  • a prevenir dolor de cabeza y mareos, ya que nuestro cerebro es 75% agua. En caso de una deshidratación moderada pueden manifestarse  estos malestares.
  • a exhalar.
  • a regular la temperatura de nuestro cuerpo.
  • a transportar nutrientes y oxígeno a todas las células en el cuerpo.
  • a humedecer el oxígeno para respirar correctamente.
  • a proteger y amortiguar nuestros órganos vitales.
  • a convertir los alimentos en energía.
  • a absorber los nutrientes que necesitamos.
  • a eliminar los deshechos de nuestro cuerpo.
  • a amortiguar las articulaciones.
  • a mantener bajo control nuestra presión sanguínea.
  • a humedecer nuestros los ojos, la boca y las vías nasales.

El beber suficiente agua nos puede mejorar la salud y bienestar, ayudar a protegernos de muchas enfermedades y a mejorar nuestra apariencia de la piel, previniendo la aparición de arrugas y manchas.