Cotilleos

Barcelona y Madrid: más calidad de vida, menos seguridad

Un estudio mundial que indaga los niveles de calidad de vida y de seguridad de las distintas ciudades del mundo ha establecido que Barcelona y Madrid están mejor posicionadas en calidad de vida que en seguridad.

Barcelona y Madrid se encuentran en los puestos 42 y 43 respectivamente en el ranking que mide la calidad de vida y en los puestos 66 y 69 en seguridad.

Aclaremos que la calidad de vida es un concepto creado en base a 39 factores tales como niveles de educación, servicios de sanidad, servicios públicos y de transporte, ocio, bienes de consumo, vivienda, medio ambiente y aspectos vinculados al entorno social, cultural, económico y político; esta categoría tiene a Zurich en el primer lugar seguido por Ginebra, mientras tres ciudades alemanas están entre los primeros diez puestos, poniendo a los países europeos a la cabeza en lo que refiere a calidad de vida del mundo.

Por otro lado, la seguridad, punto flojo de las ciudades españolas, está evaluado en base a la estabilidad interna, los porcentajes de criminalidad, tipos de leyes y efectividad en su cumplimiento y por supuesto, el tipo de relaciones con otros países.

Si bien España está logrando nuevamente ubicar 2 de sus ciudades entre las 50 con mayor calidad de vida, parece que no está pudiendo acompañar este confort citadino con la posibilidad de resolver problemas de relacionamiento que impactan en la sensación de inseguridad y en la seguridad misma. Esto puede ser un dato a tener en cuenta por las empresas y corporaciones internacionales que toman los resultados de este estudio como datos de referencia para saber dónde invertir.

Ahora bien, las estadísticas hablan en términos de lo constante, de lo esperable, sin poder prever acciones como las que protagonizó el sujeto japonés que mató a 7 personas en una de las ciudades japonesas más seguras de ese país…
La seguridad es un fenómeno complejo que debe de poner a nuestro juicio más énfasis en la posibilidad de ejercer derechos y deberes, construyendo ciudadanos que no sean meros consumidores …ser parte, tomar parte y formar parte de una ciudad remite también a la participación en la misma…qué está pasando en este sentido en Madrid y Barcelona?

Fuente: El Pais