Cotilleos

Bajo el mar

bajo-el-mar

Tal vez los directivos de Google hayan estado inspirados por la película de Disney "La Sirenita" cuando pensaron en instalar bases en el medio del mar. Tal vez en el fracasado intento multimillonario de Kevin Costner, "Mundo Agua". De donde fuera que hayan tomado la inspiración, lo cierto es que, la idea, que parece descabellada, toma forma con una intención definida: obtener energía eléctrica del movimiento del agua.

Los centros de datos estarían instalados en barcos anclados en el medio del mar, y aprovecharán el movimiento natural del agua para obtener energía eléctrica, y también para contribuir a los sistemas de enfriamiento de las máquinas.

Esto se hace necesario, afirman desde Google, debido a que el gran crecimiento de la web y la necesidad de una enorme cantidad de centros de datos para procesar toda la información en ellos contenida requiere de soluciones que puedan reducir los costos de la gigante de Internet.

Los centros de datos consumieron, en 2005, alrededor de un 1 por ciento del total de la energía mundial. Sin embargo, según algunos estudios, para 2020 la necesidad de energía de los ordenadores que usan Internet superará aquella utilizada por los aviones. Las necesidades de ahorro de energía y enfriamiento también son un tema de preocupación de otras empresas, como Microsoft, que planea instalar bases en Siberia, o Sun Microsystems, que tiene interés en hacerlo en una mina de carbón abandonada en Japón.

La solución del "ordenador naval" resultó, para los ingenieros de Google, casi perfecta. Reducirá costos para la compañía y usará energía del agua. Surgen, sin embargo, algunas dudas: ¿será esta energía renovable? ¿Afectará a la vida marítima semejante instalación?

Fuente: Times Online | Imagen: webdesigner