Salud

Aún es un problema dormir (I)

aan-es-un-problema-dormiri1

En esta oportunidad hablemos de las dificultades para dormir de los niños no tan pequeñitos. De generación en generación transmitimos los hábitos, las costumbres y también las creencias que tenemos presentes a la hora de ir a la cama. Un ejemplo clásico es que si nuestra madre nos dejaba una luz encendida durante la noche, nosotras haremos lo mismo con nuestros hijos.

El irse a dormir (si la disposición de la casa lo permite) es separarse de los padres. Es un momento muy especial, mueve muchos sentimientos y despierta fantasías. En esos momentos de calma y silencio se despierta la curiosidad, ¿qué estarán haciendo papá y mamá? se puede poner de manifiesto la sexualidad. Hay niños que van al dormitorio de sus padres sigilosamente, otros juegan y se esconden y también quienes miran por el cerrojo.

Son variados los motivos que pueden producir estas conductas (sin entender que ellas signifiquen trastornos serios del sueño) pero mencionemos los más frecuentes:

  • dificultades en la separación
  • tener poco tiempo al día en contacto con sus padres
  • los sentimientos de culpa de los padres
  • problemas en la relación de pareja de los padres
  • angustias y temores nocturnos

No te pierdas la segunda parte, tengo mucho más para compartir.

Imagen: dibujos