Salud

Ataque de pánico, un mal de nuestros días (II)

miedo02Continuando sobre el tema del tan proclamado mal de nuestros tiempos: el ataque de pánico; hoy veremos de qué forma se presenta y que encubre en realidad esta enfermedad de la última década.

Lo que se presenta en el consultorio es una muestra de libido (energía psíquica) puesta indiscriminadamente sobre algunos cuerpos. Podríamos decir que son cuerpos que hablan aquello que no habla el mismo sujeto. Es como un cuerpo que por momentos cabalga sin jinete.

Podríamos traducirlo así: primero hubo un cuerpo, un cuerpo sin dueño, o si se quiere el dueño era para el bebé su madre, la única portadora de todo aquello necesario para su subsistencia, ese Otro que en el origen fue una madre, continúa apoderado de ese cuerpo a nivel de la fantasmática inconsciente, un cuerpo al servicio de ese Otro, Otro que en la actualidad puede estar encarnado en varias y posibles figuras como la del médico, la del Psicoanalista, en los resultados de análisis clínicos, y de sofisticados estudios como lo puede ser una tomografía computada, cualquiera de las posibilidades pueden ser portadoras de un saber sobre el sufrimiento de ese cuerpo, el único que no puede alcanzar ese saber por sus propios medios, es el sujeto que “entró en pánico”.

Esos mismos cuerpos en su mayoría, en el recorrido de un análisis, encontrarán su correlato simbólico, a un insuficiente o inadecuado manejo de la satisfacción sexual. Esto aparece manifestado bajo las mil caras de la angustia, angustia que se traduce en pánico para estos tantos casos.

De todas formas, y más allá de lo aquí revelado, lo fundamental es recurrir a profesionales que puedan guiarnos en este descubrimiento de lo que nuestro propio inconciente nos niega, enceguecido por la angustia y el pánico.

Fuente: “El cuerpo en la clínica del siglo XXI”, del Lic. J. P. Capdevielle |   Imagen:  eltemplo

  • http://stylebreath.com style clothing

    Actualmente!
    Ataque de pánico, un mal de nuestros dias!!!! Horriblimente!