Emprendedoras

Aprender idiomas en verano, destinos y recomendaciones

Photo of different people on world map, flags are flying to them

Las vacaciones de verano son uno de los momentos más deseados del año. Unos días de desconexión de la rutina diaria para disfrutar de la compañía de familia o amigos, o para aprovechar y conocer algún nuevo lugar son una necesidad en el mundo ajetreado en el que vivimos.

En los últimos años y dada la situación de crisis económica en que los países europeos se han visto envueltos, muchas personas han empezado a optar por invertir tiempo y recursos durante sus vacaciones en realizar viajes de aprendizaje de idiomas. Poder incluir en nuestro currículo un idioma adicional habiéndolo aprendido en el país de origen del mismo se está convirtiendo en una de las características más demandadas e interesantes para las empresas, que buscan perfiles diferenciados y versátiles.

En especial las mujeres europeas de hoy en día, con perfiles de nivel educativo alto, independientes económicamente, con gusto por los viajes e inquietudes culturales, y experiencia laboral son las candidatas perfectas a la realización de esta formación adicional que las posiciona como las profesionales mejor preparadas de la historia.

Obviamente, el inglés es el idioma más importante y necesario hoy en día. Para aquellos que aún no dominen la llamada lengua universal la recomendación es clara, aprenderlo cuanto antes y si puede ser mediante aprendizaje con inmersión lingüística. Según los expertos en el ámbito de la educación de idiomas, la mejor opción para aprender una lengua, independientemente del nivel inicial del alumno, son los cursos de inglés con inmersión lingüística y cultural, como los que puedes ver aquí. Estos cursos implican una práctica constante dentro y fuera del aula además de una experiencia de vida enriquecedora.

Son muchos los destinos en los que podemos aprender inglés, desde Estados Unidos o Canadá, las opciones más lejanas situadas al otro lado del Océano Atlántico, al cercano Reino Unido, pasando por Malta o incluso países más exóticos o aventureros como Sudáfrica, menos recomendado para los principiantes y viajeros no experimentados. En la escuela de idiomas ESL Idiomas, una de las escuelas internacionales con más experiencia en este tipo de cursos en el exterior, podrás encontrar una gran variedad de cursos como éstos. Es importante contactar con alguna escuela desde el país de origen para que nos asesore en cuanto a las particularidades de cada país de destino en cuanto a visados, permisos, climatología, precio de la vida u otros aspectos importantes a tener en cuenta antes de elegir nuestro destino.

Tradicionalmente, los colegios femeninos en España han tenido tendencia a impartir clases de francés en lugar de inglés, que quedaba reservado para la educación masculina especialmente en las décadas anteriores al fin de la dictadura. Esta situación ha producido que generaciones enteras de mujeres quedaran excluidas del acceso a la lengua más hablada del mundo, por lo que son muchas las profesionales de aquella época a quienes les resulta necesario realizar ahora cursos de idiomas para adultos que actualicen sus perfiles y los adapten a las necesidades del mercado laboral de hoy en día.

Actualmente los idiomas más populares entre la comunidad internacional son el español, el portugués, dado el auge y desarrollo económico de Brasil en los últimos años, el chino, ruso, hindi y por supuesto el inglés, que se ha convertido en una necesidad básica especialmente para las generaciones más jóvenes a las que se les exigirá en un futuro cercano un nivel alto como mínimo para cualquier desempeño profesional.

Los meses de verano son los más propicios para viajar al extranjero en busca del aprendizaje de un idioma y al mismo tiempo poder disfrutar del todo lo que el destino ofrezca. La conexión con la cultura, tradiciones, gastronomía y patrimonio artístico local formará parte de un proceso de aprendizaje integral, en el que no sólo adquiriremos las destrezas lingüísticas sino que seremos capaces de desenvolvernos de acuerdo a la cultura del lugar.

En cuanto a la duración recomendada para este tipo de cursos, el mínimo aconsejado son tres semanas. Los expertos recomiendan además que el alojamiento del estudiante sea de carácter local para reforzar el aprendizaje adquirido en el aula. Por otro lado, resaltan la importancia de disfrutar de una vida social activa en un entorno internacional en el que el ocio y la diversión deben jugar un papel importante. La compañía de estudiantes de otras nacionalidades con quienes se comparta y practique la lengua de aprendizaje será fundamental para su refuerzo.

Otra de las opciones más populares entre los jóvenes es la realización de prácticas profesionales o trabajos temporales en destinos turísticos en los que se hable una lengua diferente. De esta manera los estudiantes atienden a clases por las mañanas y trabajan por las tardes/noches o viceversa.

Son muchas las posibilidades y las razones por las que aprovechar las vacaciones de verano puede ser la opción ideal para aprender una nueva lengua que nos abra nuevas puertas tanto profesionales como personales.

Paula Mata