Belleza

Aprende a usar pestañas postizas

En un artículo anterior hablamos de la mayor arma de seducción de la actriz Eva Longoria: sus pestañas postizas. Y por cierto que sí lo son, en ella y en cualquier mujer que sepa usarlas para darle a su mirada una intensidad más profunda y cierto halo de misterio. Además de ser fáciles de conseguir, una vez acostumbradas a su uso, son muy sencillas de colocar. Y bien vale la pena el esfuerzo en comparación a las ventajas que le dan a nuestra belleza.

Veamos para aquellas que nunca han usado pestañas postizas, cómo debemos colocarlas:

- Compra las pestañas que mejor vayan con tu mirada, color de ojos y personalidad. No abuses del largo ni escojas modelos muy exóticos. Lo ideal es elegir las más parecidas a las tuyas pero con más volumen y forma.

- Coloca el pegamento que viene con las pestañas o que hayas comprado para tal fin, en un palito de naranjo.

- Esparce con este palito el pegamento sobre la base de las pestañas.

- Déjalo secar por un momento

- Toma la pestaña que te vas a colocar por las puntas y pégala sobre tu pestaña, hazlo lo más cerca de la raíz de tus pestañas que puedas.

- Pega desde el extremo interno hacia el externo, necesitarás un poco de práctica para que salga bien en el primer intento.

Finalmente, y para disimular que se trata de pestañas postizas, marca con un delineador negro por encima de ellas. Luego coloca una capa de máscaras para pestañas, esta hará que se mezclen las postizas con las naturales y formen una sola, luciendo mucho mejor y dando una naturalidad increíble.