Sex and Life

Anticonceptivos de barrera y los quirúrgicos

Continuando con nuestra entrega sobre los anticonceptivos, vamos a compartir hoy sobre los métodos de barrera.

Existe el preservativo masculino, femenino y el diafragma.

El preservativo tiene como ventaja que también previene las enfermedades de transmisión sexual. Su eficacia no es de las más altas, pero es higiénico, debido a que no hay contacto de fluidos. El riesgo es que puede romperse, por lo que no es tan eficaz como otros, y que depende de su uso correcto y sistemático.

Métodos anticonceptivos quirúrgicos

Hay: transitorios o reversibles, y definitivos como por ejemplo la ligadura de trompas o la vasectomía. Ahora hay un dispositivo que se coloca por vía vaginal a través de la histeroscopía, que introduce a nivel de la entrada de la trompa al útero unos conitos especiales que producen una fibrosis y se interponen, al cerrar la trompa, entre el espermatozoide y el óvulo.

Estos tienen como gran ventaja que evita el embarazo pero no evitan las enfermedades de transmisión sexual. En el caso de la vasectomía, la ventaja es que el hombre se ocupa de la anticoncepción y no tienen que temer al embarazo.

Métodos anticonceptivos de emergencia

Píldora del día después o de emergencia. Hace un tiempo se contraindicaba tomarla más de cuatro veces en un mes. Hoy se ha comprobado que se puede utilizar de forma más frecuente, pero en ese caso es mejor optar por otro método.

El impacto en el organismo es como una bomba hormonal que puede traer efectos secundarios como: náuseas, dolores mamarios, retención de líquidos, puede traer el cambio en la fecha menstrual. Además, no protege contra una enfermedad de transmisión sexual.

Este método tiene efectos hasta luego de 72 horas de mantener la relación sexual, pero también puede tomarse antes.