Cotilleos

Aniversario de la liberación de Mandela

Para medir la grandeza de un hombre, no tenemos un medidor ni ningún tipo de magnitud con qué medirla; pero sí podemos medir a una persona por su capacidad de ser líder, por su bondad, por su inteligencia y muchas veces decimos por su humanidad (que no sé que se quiere decir porque todos somos humanos), pero siempre se aplica a aquellas figuras que trascienden a la historia por sus buenas acciones.

Es el caso de Nelson Mandela, quien a pesar de todo lo que vivió en la década de los setenta cuando la segregación contra los negros en la Sud África que en este año recibe la copa del mundo de fútbol, fue capaz de perdonar, en pos de lograr la unificación de su país.

Aquellos que vieron la película Invictos, han entendido cómo de la mano de un deporte (en este caso el Rugby), Mandela ve la forma de lograr su objetivo. Esa inspiración de Nelson Mandela la traslada a sus seguidores para que  lograr vencer la adversidad.

Además de este film y del mundial de fútbol, este año se cumplen veinte años de la liberación un once de febrero de mil novecientos noventa y para celebrarlo, nos encontramos con otras de sus grandes obras. Unos de los invitados a la reunión en su casa para la celebración era Christo Brand, un guardia de la prisión Víctor Verster donde estuvo detenido por pedir la igualdad para todos.

Imagen: forums.goal.com