Cotilleos

Acertada decisión

El-silencio-un-bien-casi-inexistente

Cuando los miembros de la nobleza cumpleaños, aniversarios de boda, aniversarios de coronación, etc, los festejos suelen ser muy fastuosos. Tal vez Gran Bretaña con su monarquía tan tradicional en ese sentido, son un buen ejemplo de esto. El tema es que hay veces en que un festejo muy público, o tal vez poco creíble, es mucho peor que un no festejo. Es el caso del aniversario de boda de los reyes de España.

Se han cumplido 50 años de su boda y no ha habido festejo, más que algo seguramente muy personal y quien sabe si festejo. La decisión de hacerlo de esta forma ha sido más que acertada. Desde aquí hemos criticado duramente lo mal que se comunica la familia real en estos últimos meses, pero cuando algo es acertado también lo destacamos.

No corresponde un festejo por muchos motivos. Estamos en crisis, todos pasamos mal  y ver algo ostentoso es lo peor que puede ocurrir. El viaje del rey es un excelente ejemplo de que cosas no dan buena imagen, además del agravante de viajar para matar animales indefensos por sola y cobarde diversión.

Pero también es un hecho que el matrimonio de los reyes es algo de dudosa veracidad. Es un hecho que llevan 50 años casados, pero si el esposo se va de viaje con otra señora, con quien se lo suele ver y a su vez la señora lo visita al tercer día de su internación tan solo por 20 minutos, nos queda claro que esa relación no es lo que se entiende por una pareja funcional. La humillación que el rey ha inflingido a su esposa es algo demasiado serio.

No parece creíble festejar ese matrimonio.