Cotilleos

Amy Winhouse y su nueva adicción: los zapatos.

El alcohol, las drogas, las cirugias, el sol, los gatos… ¿A Amy Winehouse le falta ser adicta a algo más? Parece que sí, porque la excéntrica cantante ahora tiene una desmedida afición por los zapatos.

Claro… debe ser bastante dificil tener un vestuario que combine con uno si se está cambiando de apariencia todos los días: un día aparece con pechos nuevos, otro día con labios más inflados y al instante siguiente con un tono bien moreno.

Parece ser que la Winehouse se ha vuelto una compradora compulsiva de zapatos, pero lo más loco de todo es que varios de los que compra ni siquiera los usa: son solamente para guardar. Su padre, bastante alarmado por la situación, comentó: “Amy ha gastado cantidades ridículas de dinero en zapatos, ha cambiado su adicción a las drogas por las compras. […] Compró veinte pares de zapatos diseñados por Jimmy Choo en una sola tarde, así que los devolví todos“.

Lo complicado de esta adicción es que no creo que haya un centro de rehabilitación para tratarla. 

Fuente: poprosa