Relaciones

Amores prohibidos

mejorHay algo en el ser humano que hace que todo lo prohibido tome un tinte de atracción difícil para ceder a ella, obviamente en el plano del amor hay muchas situaciones que rondan lo prohibido.

Ya sea por cuestiones sociales, éticas, culturales o religiosas solemos enfrentarnos a deseos irreprimibles hacia personas que, todo lo establecido nos indica que no deberíamos siquiera mirar. Desde el novio de una amiga hasta un primo o una persona mayor amiga de nuestros padres; cada una de estas situaciones condenadas por la sociedad se convierten en verdaderas trampas de confusión.

A pesar de todo esto no son pocos los casos en que estas parejas prohibidas llegan a prosperar y terminar en una historia con final feliz; aunque esto no evitará las complicaciones que se atravesarán en el camino al principio, de todas formas lo usuarl es que el paso del tiempo revierta estos obstáculos a medida que los vamos superando.

En cuanto a la psicología, los expertos aún no se ponen de acuerdo en este tema, si bien la mayoría se inclina por declarar que a estas relaciones la palabra amor les queda muy grande y no se trata de otra cosa que de un deseo sexual impulsado por la necesidad de romper las reglas socialmente establecidas.

Aunque el padre de la psicología haya decretado que todo amor “es enamoramiento de una imagen de sí mismo devuelta por otra persona”; con lo que estaríamos aceptando a quién sea que logre dar con esta condición, como un verdadero amor para nuestras vidas.

Y tú, ¿qué opinas de los “amores prohibidos”?

Fuente: femeninas |   Imagen: dulcedana

  • Amefistof

    Prohibido??? quien tiene la ultima palabra… quien sabe que es lo adecuado o lo correcto, muchas veces observamos la regularidad de las conductas en la sociedad, pero cuando realmente vivimos este tipo de situaciones no logramos entender que es ciertamente lo adecuado. Puede que la sociedad nos imponga reglas y lineamientos, pero la vida nos trae situaciones mucho mas complejas donde sentimos casi imposible entender la palabra “correcto”