Relaciones

Amor incondicional

Amar incondicionalmente es dar sin esperar nada a cambio. Todas pensamos que es lo todos deberíamos hacer, pero la mayoría de las veces estos conceptos quedan en nobles ideales, imposibles de lograr.
Nos preguntamos: ¿Por qué es tan difícil amar incondicionalmente?
La razón principal por la que no podemos amar a los demás sin condiciones es porque no sabemos cómo amarnos a nosotras mismas primero. Entonces nos preguntamos: ¿Cómo puedo dar lo que no tengo? ¿Cómo puedo aceptar a los demás como son, si me veo a mi misma como defectuosa? La única manera de amar incondicionalmente es primero aprender a amarnos a nosotras mismas.
En la sociedad moderna irónicamente nos encontramos con la idea de que amarse a uno mismo es egoísta. En realidad amarte a vos mismo es dejar de ser egoísta y empezar a tomar responsabilidad: asumir la responsabilidad de tu propia felicidad.
Así, el poder dar libremente a los que tenemos a nuestro alrededor sin condiciones, sin necesidad, sin temor. Cuando nos sentimos completas, en nuestro interior es una alegría natural el dar a otros, para servirles en su propia auto-realización.
A menudo se adopta una postura falsa de orgullo y superioridad arrogante como protección, pero si no podemos ver esto por lo que realmente es, un profundo temor e inseguridad, es sólo porque estamos atrapadas en el auto rechazo.
El primer paso para poder amarse incondicionalmente a uno mismo comienza por ser honesta contigo misma, verte como eres en realidad. Luego se sentiras libre para actuar como tu corazón de lo indique.