Relaciones

Necesitar no es lo mismo que amar

Sexy young couple

Por lo general las personas comienzan relaciones cuando se sienten atraídas por el otro y a futuro se ven formando y construyendo una vida juntos. Uno se enamora de las cualidades y hasta es capaz de aceptar los defectos del otro y saber sobrellevarlos. Pero existen casos en que algunas personas eligen a otros según la utilidad que puedan aportar de si mismas y así sentirse más queridas y necesarias. Lo mejor sería estar seguros de lo que queremos y nos genera la otra persona antes de involucrarnos en una relación que dependa exclusivamente de una necesidad de sentirnos útiles, eso sería un pensamiento bastante egoísta que nada bueno generaría.

¿Te amo porque me siento útil?

Lo casos más típicos de coodependecia se ven en aquellas parejas en las que uno de los dos sufre alguna adicción o el padecimiento de alguna enfermedad. Aquí el rol de la otra persona es cuidarlo y apoyarlo pero nunca llegar al punto en que se recupere por completo porque eso significaría perder ese poder de ser útil y necesario para el otro. A raíz de que se creen este tipo de vínculos es que muchas personas no logran superarlo y por lo general están atadas siempre a personas que tienen ese rasgo común, ese tipo de enfermedades o adicciones.

Víctima o sobreprotectora, nada de eso conviene

Estas relaciones se dan en aquellas personas que automáticamente asumen roles de víctimas o de protectores de la pareja. Sin la ayuda de algún profesional es casi imposible que la persona reaccione ante esta situación, por lo general no se dan cuenta del problema hasta que otro lo hace evidente. De la misma manera estas relaciones traen aparejados síntomas que afectan en demasía a ambas partes, ya sea física como psíquicamente. Otro caso que esta muy relacionado con la dependencia radica en el temor a comprometerse y ésto está muy vinculado con experiencias traumaticas previas o con personas que vivieron muy de cerca la separacion de los padres.

Foto: Captura de sxc.hu