Relaciones

Amistad entre las mujeres

Las mujeres desde pequeñas tenemos la sensación de que es muy importante tener amigas con las cuales conversar, meditar, hablar de otros, etcétera.

El problema que tenemos con este concepto de mejor amiga, es que siempre existe un gran riesgo de que me desilusionen. El poner todo nuestro mundo afectivo en una sola persona es un riesgo de dolor muy alto.

Todas conocemos la situación que se genera entre las mujeres cuando se forman tríos, siempre hay una que queda fuera de esa  sensación de ser querida, sin duda en algún momento hemos vivido esta experiencia.

Además no debemos olvidar un sentimiento que afecta mucho la amistad entre mujeres: la envidia. Sin duda es una sensación terrible, que hace mucho mal a quien la experimenta, y a quien la recibe y nos impide confiar plenamente en la otra.

Es fundamental que podamos reflexionar dónde están las fallas en nuestra capacidad femenina para tener amistades sinceras. En mi opinión, la primera es que tenemos que mejorar nuestra capacidad directa y sincera de comunicarnos.

Debemos mejorar también nuestra capacidad de reservar información y recordar que la responsabilidad es por igual de la que cuenta el chisme a quien lo escucha.

La vida es un círculo perfecto y en algún momento nos toca estar del otro lado, por lo cual debemos disminuir nuestra capacidad de emitir juicios sobre otras mujeres.

Sin duda tenemos mucho que mejorar para poder tener una amistad sincera. Lo cual es muy necesario y útil para la mujer y que, cuando la vivimos plenamente, es una experiencia maravillosa.

¡Hagamos un esfuerzo y mejoremos nuestras amistades!