Relaciones

Agresiones aumentan en verano

Según el delegado de violencia de género del Gobierno, Miguel Llorente, a propósito de las noticias recientes acerca de los asesinatos de tres mujeres a manos de sus parejas en los primeros días de agosto, las agresiones durante este mes son estadísticamente más frecuentes.

Según el experto, la causa es que durante el verano desaparece la rutina. Las parejas, durante el año, suelen convivir en forma más o menos pacífica, o sin sobresaltos, debido a la inercia de la rutina y la actividad cotidiana. Cuando la rutina se ve alterada por el receso de verano: las parejas conviven más tiempo juntos, las discusiones se prolongan durante todo el día, y si hay niños la cosa se pone peor.

Las víctimas de violencia de género son las mujeres, porque en algún punto de la disputa, cuando el hombre con algunos rasgos violentos ha acumulado demasiada tensión y no puede refrenarla, desata su ira en formas muy violentas. Las reacciones pueden ser psicológicas, físicas o sexuales, siendo las físicas las que pueden terminar en la muerte de la víctima.

A propósito del tema es de destacar la pertinencia del “Ciclo de la violencia física” propuesto por la psiquiatra Leonore Walker, que presenta tres etapas: una primera de Acumulación de la Tensión, en la que el agresor se va poniendo más agresivo, luego el Estallido de la Tensión, la violencia explícita y finalmente la fase de Arrepentimiento. Es en esta fase en la que el agresor pide disculpas y se muestra acongojado, dando la ilusión de que puede cambiar. Es importante destacar que esto es meramente una ilusión, y que sin ayuda profesional difícilmente una persona con estos rasgos pueda cambiar.

Fuentes: El País | Psicoterapeutas