Trucos y Manualidades

Adornos para el hogar con sal y tizas de colores

Colored Chalk

Con lo poquito que falta para que llegue la Navidad, ya es hora de que nos pongamos manos a la obra para preparar todos los adornos que invadirán las estancias de nuestro hogar durante estas fiestas.

Y, en esta ocasión, queremos proponerte que decores el árbol de Navidad, las ventanas o las paredes con unos dibujos diferentes y con un toque especial.

Para ello, solo necesitarás sal fina, pegamento y tizas de los colores que más te gusten.

Ahora, toca pensar en qué tipo de dibujo quieres que esté presente en tus adornos navideños. En este sentido, puedes optar por un muñeco de nieve, un Papá Noel, una bota de Navidad o cualquier otra cosa relacionada con estas fechas. Eso sí, intenta que sea algo que puedas decorar con muchos colores para que sea lo más alegre posible.

Cuando ya lo hayas decidido, dibújalo sobre una cartulina y, una vez que el boceto esté perfecto, resérvalo para más tarde.

Ahora viene la parte más divertida. Coge un folio de papel, coloca la sal sobre él y pasa las tizas de colores por encima de este ingrediente para que se vuelva de la tonalidad que deseas.

Así, si, por ejemplo, quieres pintar una bota que tiene lazos de diferentes colores y te apetece que uno de ellos sea rojo, colorea la sal con una tiza de esta tonalidad y, acto seguido, coloca algo de pegamento en uno de los lazos y echa la sal por encima para que se quede pegada sobre la cartulina.

Repite esta operación hasta que hayas coloreado el dibujo en su totalidad y, cuando el pegamento esté seco, cuélgalo en la zona de la casa que más te guste.