CotilleosMamás

Se adoptan menos niños extranjeros

El problema de la adopción implica recorrer un camino largo, difícil, doloroso, pero se llega al mejor puerto posible que es la paternidad. En general quienes recorren este camino ya han transitado otro muy complicado que es el de los tratamientos para la infertilidad, lo que es costoso emocional, física y económicamente. Por lo tanto, se suele llegar tristes y cansados, al menos en alguna medida.

Los cambios culturales han hecho que los niños españoles en condiciones de ser adoptados sean cada vez menos, por una simple cuestión de que, por ejemplo, los métodos anticonceptivos y los abortos evitan esas situaciones. Por ello en la década pasada se comenzaron a hacer cada vez más frecuentes las adopciones de niños extranjeros. Cuanto más pobre es un país, más niños para adoptar. Las exigencias de muchos de esos países eran realmente bajas, lo que daba muy pocas garantías a esos niños.

Durante 2011 se han producido muchas menos adopciones de niños extranjeros que en años anteriores. Esto se debe a que muchos países de origen han aumentado sus exigencias, a la par de que tienen menos niños para ser adoptados. Por ejemplo, la mejora de la situación económica de China hace que tengan muchos menos niños adoptables.

En algunos países el endurecimiento de las condiciones es llamativo. Por ejemplo China exige que el Índice de Masa Corporal sea menor a 40 y el nivel cultural de medio a alto. Si bien no suena simpático, la idea es que al tener menos niños, les buscan mejores hogares, con padres más sanos.