BellezaCotilleos

Adele y un nuevo modelo de belleza

arrives at the 55th Annual Grammy Awards

La verdad es que a través del tiempo, los modelos de belleza femenina muchas, demasiadas veces, son muy pocos saludables. Para los hombres las cosas son diferentes, salvo que estén en extremos muy extremos, casi todo está permitido. La exigencia de belleza y juventud no es pareja desde el punto de vista social, si bien las cosas comienzan a cambiar un poco.

A comienzos del siglo pasado, las pocas publicaciones que había para las mujeres, proponían un modelo de belleza bien particular. Había que ser más bien gordita y muy blanca. Para eso aconsejaban comer mucho pan con mantequilla en todas sus variantes  y todo tipo de alimento grasos. Es un hecho que no tenían ni idea de que eso era malo para la salud, pero lo era. La blancura de la piel era un signo de status, que demostraba que no necesitaban exponerse e a la intemperie, cosa que si tenían que hacer las trabajadoras.

Más tarde la propuesta comenzó a ser de delgadez, llegando a extremos ridículos y muy poco saludables. Mujeres esqueléticas con pocas formas femeninas siguen siendo hoy día la propuesta de los mejores modistas del mundo. Se intenta atenuar, pero… el problema sigue.

Adele, la exitosa cantante, con sus 23 años y su saludable aspecto, rompe con esos modelos. Es una mujer normal, sin ser ni delgada ni obesa. Tiene aspecto de sana y además, hermosa.

Las ventas de maniquíes de tallas más grandes, como la de Adele, han aumentado en forma drástica. Nos congratulamos que las cosas cambien para el lado saludable.