Belleza

Acné en la madurez

Es cierto que el acné se manifiesta mayormente en la adolescencia, pero no es patrimonio exclusivo de los más jóvenes. Según los especialistas, hay un porcentaje alto de mujeres adultas que pueden padecer este trastorno de la piel a partir de los 20 años.

El acné adulto o tardío es una patología con características específicas distintas del que aparece en la adolescencia. Suele ser inflamatorio, y se localiza especialmente en la zona inferior del rostro.

Se puede manifestar durante todo el año ya que se debe principalmente a:

  • causas hormonales,
  • estrés,
  • uso de cosméticos inadecuados,
  • excesiva exposición solar.

Según una encuesta realizada por un laboratorio a 206 mujeres adultas, de 20 a 52 años realizada, se concluyó que más de la mitad de las mujeres vistas en la consulta tienen antecedentes familiares de acné, un 52,9 %, que aparece en la mayoría de las pacientes antes de los 20 años, 71,9 % denominado acné persistente, y en el 28,1% de los casos el acné apareció por primera vez después de los 20 años, denominado acné tardío.

Las manifestaciones son:

  • 59 % en forma de brotes, la localización de las lesiones se presenta con más reiteración en la parte inferior del rostro como ser el mentón, la zona peribucal y ángulos mandibulares. Luego le sigue pero menos habitual la frente y los pómulos.
  • 71 % son las laceraciones que se muestran en el rostro son de tipo inflamatorio. Se puede apreciar que hay una correlación significativa entre el consumo de cigarrillos y el número de granos, se estima que aumenta a partir de los 10 cigarrillos diarios. el estrés también incrementa su aparición.

Todas las pacientes atribuyeron al menos a un factor los brotes de acné. Los cuatro factores más mencionados son:

  1. la menstruación,
  2. la exposición solar,
  3. el estrés 
  4. la dieta.