Belleza

Aceites corporales para cuidar la piel

Spa resort beauty portrait of woman

Hay mujeres que lucen siempre una piel perfecta y muy cuidada. ¿Sabes cuál es el secreto? Utilizan aceites corporales.

Los aceites naturales son un regalo de las plantas para el cuidado de la piel. Ayudan a hidratarla y aportan beneficios a todo tipo de pieles gracias a su alto contenido en nutrientes naturales.

Existen aceites hidratantes como el de almendra. Si tienes la piel excesivamente sensible, deberías probarlo. Aceites como el de almendra ayudan a aumentar el contenido de lípidos en la capa superior y refuerzan la función protectora de la piel. Además, penetran en zonas en las que las cremas corporales no llegan y proporcionan una profunda hidratación a todas las capas de la piel.

Por otro lado, hay mujeres que tienen la piel grasa. Identificarás este tipo de piel cuando tienden a salirte muchos granitos. Entre los aceites para pieles grasas destaca el de jojoba. Este producto es capaz de hidratar la piel sin dejarla grasienta.

Pero estos aceites naturales no solo contribuyen a hidratar cualquier parcela de la piel, sino que van mucho más allá. Y es que muchos de ellos contienen vitaminas de los grupos A y E, que son los encargados de regenerar la piel y aportarle elasticidad. De ahí que la mayoría de estos productos puedan emplearse en pieles tan sensibles como las de los bebés, puesto que sus efectos no son agresivos y actúan con la máxima suavidad y protección.

¿Conoces el aceite de sésamo? Es uno de los más antiguos que existen en el mercado. Su alto contenido en ácidos grasos hacen de este aceite un producto de primera calidad para el cuidado de la piel. De hecho, deja un tacto aterciopelado, sobre todo en las pieles que son más secas. Además, este producto contiene un ingrediente extra y que favorece que la mujer se tumbe en la playa a tomar el sol son problema: lleva protección solar.