Cotilleos

A la hora de luchar contra la violencia no se piensa en los niños

Violence

Es la única conclusión a la que he podido llegar al leer sobre la polémica desatada por cuales son los términos adecuados para definir la violencia de género, machista, intrafamiliar.

Este último término es tal vez el más cercano a la situación, pero tampoco lo define. El hecho de usar la expresión violencia en el entorno familiar por parte de la Ministra de sanidad, parece haber ofendido a muchas. Y la verdad no las entiendo.

En la enorme mayoría de los casos en que una mujer es víctima por parte de su esposo, novio, amante, pareja o expareja, hay niños que sufren esa violencia. Un niño que escucha aterrado como un padre golpea a su madre, no tiene reacción posible, simplemente por ser un niño. No tiene ni idea de que puede hacer, pero tiene claro que nada que perjudique a sus padres. Solamente tiene miedo y sufre. Solamente no tiene recursos. Pero además, no son pocos los casos en que a esos niños el agresor masculino o incluso la madre también los golpea. Ya con los golpes emocionales tenían mucho, pero también hay de los otros.

Cuando un señor de estos mata a su pareja o ex pareja, en la mayoría de los casos, quedan niños sin ambos padres. Una ha muerto y el otro está obviamente preso.

El problema es que nunca se habla de esto  y mucho menos se los incluye ni en el nombre del problema. Todo es entre el hombre y la mujer, Los niños, son niños…