Salud

5 trucos para quitarte el hambre y no comer de más

Trucos para no pasar hambre

El estrés, la ansiedad, e incluso el aburrimiento, puede hacer que comamos más de la cuenta, impidiendo que podamos seguir nuestra dieta de la forma más correcta. A través de estos 5 trucos para quitarte el hambre y no comer de más, podrás controlar tu peso y mantener tu línea durante todo el verano y las vacaciones.

1.- Haz ejercicio físico. Aprovecha las vacaciones para practicar un poco de ejercicio y no para estar todo el día tirada en la tumbona de la playa. No necesitas practicar natación o running de forma profesional, puede valer tan sólo con jugar a las palas en la playa, nadar en la piscina con tus hijos, o salir a bailar con tu pareja cada noche. Al mismo tiempo que te diviertes estás moviendo tu cuerpo.

El ejercicio físico hace que consumas más calorías y te ayuda a quemar lo que te sobra, al mismo tiempo que aumenta la sensación de cansancio, y disminuye la sensación de hambre. Al estar distraída pasándolo bien, ni te acordarás de tomarte esa chocolatina que tanto te tienta a mitad de tarde.

2.- Duerme las horas necesarias. Dormir es tan importante para perder peso como hacer ejercicio. Si tu cuerpo se encuentra descansado, no te pedirá calorías de más para mantenerse en pie. Cuando no duermes las horas necesarias, te levantas con mucha más hambre, y tenderás a tomar alimentos más calóricos como dulces y chocolates, que son los que más apetecen. Duerme bien para que no te entre ansiedad por falta de sueño.

3.- Controla el estrés. Estás de vacaciones, así que tienes por qué sentirte estresada. Todo contratiempo que se te presente tiene solución, así que búscala con tranquilidad y no caigas en la desesperación. Si te encuentras más relajada, tu cuerpo se sentirá tan bien que no necesitará comer de más para mantener esa energía que estás consumiendo a causa de los nervios traicioneros.

4.- Bebe mucha agua. En verano, beber agua es muy importante para hidratarse bien, pero en cualquier época del año, llenarte el estómago con agua puede tener una sensación saciante que te impedirá sentir la necesidad de comer más de lo justo.

5.- Haz 5 comidas al día de forma ligera. Si repartes tus comidas de forma equilibrada a lo largo del día, la sensación de hambre no te traicionará cuando menos te lo esperes. Toma un correcto desayuno, algo a media mañana, un almuerzo ligero, un tentempié a media tarde y una cena aún más ligera. Si además todas las comidas son sanas, te sentirás mucho mejor, y no necesitarás tomarte un helado o cualquier otro dulce a lo largo del día.