Cotilleos

15 años tras las rejas por sacar una foto

La noticia de un joven de 19 años que fue condenado a 15 años de cárcel y a soportar 2000 latigazos por sacar una foto catalogada de indecente a una chica de 17 años y luego hacer circular la imagen a través de su teléfono móvil a un grupo de amigos, viene de Arabia Saudí y ha recorrido el mundo generando los comentaros más variados.

Además de juzgar al autor de la foto, el tribunal de la ciudad de Haél condenó a dos de sus amigos por complicidad. Ellos deberán de permanecer más de cinco años en prisión.

Los cargos acusan al joven de obligar a la muchacha por medio de amenazas de muerte a sacarse las fotos, así como de difamarla a ella y a toda su familia a través de la circulación de estas imágenes.
No es la primera vez que el Gobierno emite alguna sentencia que involucra el uso de teléfonos móviles con cámara incorporada. Las autoridades religiosas han emitido dictámenes que prohíben el uso de éstos teléfonos en lugares públicos o en fiestas tales como casamientos.

Más allá de que los españoles podamos pensar que existen daños y perjuicios contra esta joven, resulta muy difícil comprender estas medidas. Tal vez la única manera de acercarse y dimensionar en algo estas condenas, suponga entender el peso que tiene la religión y la interpretación del Corán como máxima que rige las vidas de estas personas.
Habría que pensar qué es lo que se está condenando, ya que la imputación no se sustenta sólo en el daño causado a la mujer, sino que a toda su familia. Por otro lado habría que considerar cómo ellos conciben a la mujer, qué significa una imagen indecente, y cuál es la importancia de las imágenes en la cosmovisión de estos pueblos.

Cabe decir que para los compatriotas del joven, reclaman por mayores cargos y medidas contra éste… todo es relatividad en el mundo…relatividad y a veces extremismo.

Fuente: El Pais