Sex and Life

10 errores de las chicas en la cama

sexo

El sexo es cosa de dos y, aunque lo importante es disfrutar en pareja, hay ocasiones en las que algunas acciones pueden cortar el rollo o disminuir el disfrute. Y sí, ¡chichas ! nosotras también cometemos errores habituales que pueden hacer que ellos se sientan cohibidos.

Conocer estos errores es el primer paso para evitarlo y conseguir que los dos consigáis disfrutar de mucho más de las relaciones sexuales. Algunas de estas conductas son bastante comunes entre las féminas, ¿Te reconoces en alguna de ellas?

10 errores de las chichas en la cama

  1. Esperar que él lo haga todo. Tumbarse sobre la cama “en modo pasivo” y pensar que él lo hará todo es una tendencia demasiado recurrente entre las mujeres. Apostar por la acción puede ser de lo más estimulante, para los los.
  2. Negarse a probar cosas nuevas. El sexo tiene un montón de posibilidades y centrarse solo en unas cuántas reducirá las ganas de tener sexo.
  3. No tener en cuenta el sexo oral. A ellos les gusta, así que negarse a hacerlo reiteradamente puede reducir la diversión.
  4. Sexo oral sin ganas. Aunque si vas a hacerlo sin ganas o con cara de asco, mejor evitar una felación.
  5. Quejarse de los propios defectos físicos. Pensar en el michelín o en la celulitis propia y hacer un comentario sobre ello les puede desconcertar bastante, si estáis en esa situación, está claro que le gustas.
  6. No “prepararse” para él. No es que siempre se tenga que tener un conjunto especial, pero no está mal que, de vez en cuando le sorprendas con un conjunto de lencería nuevo o con algún juguetito.
  7. No ser abiertas sobre nuestras preferencias. Los hay intuitivos, pero no todos lo son, además, nadie conoce tu cuerpo mejor que tú, así que explícate abiertamente lo que te gusta.
  8. Morder el pene durante la felación. Muy doloroso para ellos.
  9. Calentar si terminar. Jugar a calentar si no se piensa tener sexo puede hacer que se sientan muy frustrados.
  10. No tener preservativos. Una tarea que muy a menudo, se deja a los chicos, pero ¿no es el sexo cosa de dos?