Belleza

¿Uñas naturales o de gel?

Aunque para gustos los colores, a la gran mayoría de mujeres les encanta poder presumir de unas uñas largas y con una forma perfecta para poderlas pintar, decorar con brillos y dibujar sobre ellas todo tipo de figuritas y estampados.

Pero, por desgracia, no todas tenemos la suerte de haber nacido con unas bellas uñas, aunque hoy en día prácticamente todo se puede arreglar. En este sentido, en la actualidad las mujeres que quieran disfrutar de unas uñas perfectas siempre pueden recurrir a las famosas uñas de gel. Pero, ¿conoces sus beneficios y sus desventajas?

A favor

Las uñas de gel son realmente bonitas y, además, se puede elegir su forma y su longitud, por lo que con ellas podrás disfrutar de unas uñas “de diseño” a tu gusto. Además, aceptan todo tipo de lacas de colores y no impiden que puedas mover tus manos con soltura, ya que difícilmente se despegan.

En contra

Debido a que se pegan sobre la uña natural, esta debe limarse al máximo para conseguir dejar una capa fina que no estorbe a la uña de gel, por lo que, al retirarlas, las uñas naturales están sumamente blandas y quebradizas. Asimismo, no es nada recomendable utilizarlas durante más de seis meses, ya que impiden que la uña natural transpire.

Finalmente, cabe destacar que las uñas de gel deben rellenarse cada tres o cuatro semanas, ya que la uña natural va creciendo y es necesario taparla colocando otra capa de gel, lo que requiere de periódicas visitas al centro de estética y, a la vez, de un desembolso económico que en algunos establecimientos puede llegar a ser bastante elevado.