Mamás

¿Cómo ser mamá y trabajar también? (II)

Continuando con la entrega anterior sigamos compartiendo cómo trabajar y ser mamá al mismo tiempo.

No nos preparamos física y emocionalmente para el momento de recibir un hijo. Deberíamos crear un espacio que nos permita identificar nuestras necesidades e inquietudes, para que así podamos enfrentar mejor esta experiencia tan especial de tener un hijo.

El regreso al trabajo aparece como una imposición social cuando la realidad es que la mayoría de las madres necesitan permanecer un tiempo más con su bebe.

Además el volver al trabajo generará estrés, que impactará directamente en su estado emocional, lo cual puede afectar la lactancia.

Está todo muy relacionado, es muy difícil llevar un equilibro con tantas puntas a tener en cuenta. Es aconsejable que tengas a tu alrededor a tu familia, personas que te ayuden tanto física como emocionalmente.

Otro consejo es que en la medida de lo posible no tengas una jornada laboral extensa para poder seguir un estrecho contacto con tu bebé, y poder tener un tiempo para ti también.

Imagen: trabajando